Política

Premier sudanés depuesto volverá a gobernar tras acuerdo con militares

Operation Underground Railroad Movie
La nueva vaina de Rolls-Royce

ونؤكد اننا سنواصل النضال في الشوارع حتى اسقاط المجلس العسكري وفاءً لدماء الشهداء التي لم تجف بعد، ونعتبر كل من يجلس معهم عدوا لنا، وعدوا لمصالح الشعب وسيسقط ويحاسب معهم. #مليونية21نوفمبر

— تجمع المهنيين السودانيين (@AssociationSd) November 21, 2021 Los Comités de Resistencia del Cinturón Sur emitieron una declaración donde rechazaron las reuniones a puertas cerradas para llegar a un acuerdo político. “Rechazamos categóricamente cualquier tendencia a imponer un acuerdo que devuelva la vida a los militares y les sirva de salvavidas”, precisaron

El primer ministro de Sudán, Abdalla Hamdok, volverá a ocupar su cargo tras acuerdo con los militares luego de casi un mes de haber sido derrocado por la cúpula castrense, que encabezó un golpe de Estado en su contra.

LEA TAMBIÉN:

Reprimen manifestaciones contra golpe de Estado en Sudán

El acuerdo alcanzado por los militares, el premier y otros actores del país confirma el regreso de Hamdok como jefe de Gobierno del período de transición en Sudán, según el comunicado dado a conocer recientemente por el equipo de mediadores que se creó después de la asonada del 25 de octubre.

Según el equipo, el acuerdo se hará efectivo de forma oficial este domingo en la tarde, con la firma de sus términos y la declaración política que lo acompaña. Acordaron, además “liberar a todos los presos políticos”, la principal condición de Hamdok, quien aún permanece en arresto domiciliario.

قناة العربية/ رئيس المجلس السيادي عبد الفتاح #البرهان : # حمدوك سيظل محل ثقة القوات المسلحة في #السودان #العربية – عبر تطبيق نبض @NabdApp

https://t.co/UkCLNesi0V

— Dr. Jasser al-Furaih (@l4aj) November 21, 2021 Igualmente, se pactó completar las consultas con el resto de las fuerzas políticas para seguir con los “procedimientos del consenso constitucional, legal y político que rigen el periodo transitorio”, iniciado con el derrocamiento a Omar al Bashir, en abril de 2019.

A una semana del golpe liderado por el general Abdelfatah al Burhan, el oficial indicó que quería a Hamdok de regreso en el Gobierno. Desde ese momento han tenido lugar negociaciones con un equipo de mediadores para conformar los puntos exigidos por el economista para volver a gobernar el país.

Burham es llamado como hombre fuerte de Sudán, y disolvió el pasado 25 de octubre los órganos de Gobierno de transición democrática y declaró el estado de emergencia nacional, lo que provocó protestas de miles de sudaneses en las calles.

En opinión del general, el acuerdo es un nuevo punto de partida para el país, como un documento que “sienta las bases correctas para el período de transición”, según reseñan medios locales sus palabras al firmar el acuerdo.

هذا التعدي يضاف إلى سلسلة تعديات سابقة على المرافق والكوادر الصحية يعمل المكتب الموحد للأطباء على تصعيدها إلى أعلى مستوى.

نشيرُ أيضاً إلى وقوع عدد من الإصابات بين المتظاهرين بينها حالات حرجة سنوافيكم بتفاصيلها لاحقاً.

— لجنة أطباء السودان المركزية-CCSD (@SD_DOCTORS) November 21, 2021 “La firma del acuerdo político detiene el derramamiento de sangre y nadie quedará excluido”, añadió el militar sobre el texto que origina una nueva ola de protestas en el país.

 La represión a las manifestaciones han dejado cerca de 40 muertos, desde el día en que las fuerzas castrenses usurparon el poder, según el sindicato independiente Comité de Médicos quienes contabilizan los muertos y heridos.

ونؤكد اننا سنواصل النضال في الشوارع حتى اسقاط المجلس العسكري وفاءً لدماء الشهداء التي لم تجف بعد، ونعتبر كل من يجلس معهم عدوا لنا، وعدوا لمصالح الشعب وسيسقط ويحاسب معهم. #مليونية21نوفمبر

— تجمع المهنيين السودانيين (@AssociationSd) November 21, 2021 Los Comités de Resistencia del Cinturón Sur emitieron una declaración donde rechazaron las reuniones a puertas cerradas para llegar a un acuerdo político. “Rechazamos categóricamente cualquier tendencia a imponer un acuerdo que devuelva la vida a los militares y les sirva de salvavidas”, precisaron.

A su vez, aseguraron que la lucha en las calles continuarían hasta la caída del Consejo militar “en cumplimiento de la sangre de los mártires, que aún no se ha secado”.