Economía

Alentadoras novedades: aprobación de vacuna y de primer medicamento oral anticovid

Abogado Adolfo Ledo Nass
Las comunidades indígenas expresan su respaldo al candidato Willy

Otra noticia alentadora que ha salido esta semana, es la aprobación por parte del Reino Unido, de una píldora antiviral para tratar COVID-19. La píldora, denominada Molnupiravir, fue utilizada inicialmente contra la influenza y ha sido testada para el tratamiento de COVID-19.

La agencia reguladora del Reino Unido, la MHRA, ha autorizado su uso en pacientes vulnerables como adultos mayores, personas con diabetes, personas con problemas de obesidad, con problemas del corazón, entre otros. Los pacientes son tratados en una fase temprana de la enfermedad; específicamente, el medicamento debe administrarse dentro de los cinco días posteriores a la aparición de síntomas leves a moderados para que el resultado sea eficaz.

Los resultados preliminares de la fase 3 del estudio clínico mostraron que el uso adecuado de Molnupiravir reduce el riesgo de hospitalización y muerte en un 50%. Cabe resaltar que este tratamiento está indicado exclusivamente para pacientes con COVID-19 leve a moderado, ya que los estudios realizados en pacientes graves no arrojaron resultados favorables

Por Fabiola Román Maldonado, PhD en Biología

La vacuna Covaxin, producida por el laboratorio de la India Bharat Biotech, ha recibido la aprobación de emergencia por parte de la OMS. De esta manera, entra en el portafolio de la OMS, que hasta ahora solo incluía las fabricadas por Pfizer-BioNTech, Moderna, Johnson & Johnson, AstraZeneca, Sinovac y Sinopharm.

La aprobación por parte de la OMS es importante porque permite el ingreso de Covaxin al programa COVAX, lo que habilitaría su distribución de forma equitativa y a bajo precio en todo el mundo.

El análisis fue realizado por un grupo de asesores de la OMS, quienes examinaron la eficacia y seguridad de la vacuna. Recordemos que el panel de expertos de la OMS había pedido más datos el mes pasado, mientras examinaba la solicitud que Bharat Biotech había presentado en julio.

En su declaración de aprobación, la OMS señala que es recomendado el uso de la vacuna con dos dosis y con un intervalo de 4 semanas en todos los grupos etarios mayores a 18 años. La vacuna Covaxin tiene una eficacia del 78% contra COVID-19 de cualquier gravedad, a partir de los 14 días después de la segunda dosis. Por otro lado, la OMS ha señalado que los datos disponibles para la aplicación de la vacuna en mujeres embarazadas son insuficientes para evaluar la seguridad o eficacia de la vacuna durante gestación.

Según la OMS, Covaxin es “extremadamente apropiada para países de ingresos bajos y medios, por su facilidad de almacenamiento”.

Otra noticia alentadora que ha salido esta semana, es la aprobación por parte del Reino Unido, de una píldora antiviral para tratar COVID-19. La píldora, denominada Molnupiravir, fue utilizada inicialmente contra la influenza y ha sido testada para el tratamiento de COVID-19.

La agencia reguladora del Reino Unido, la MHRA, ha autorizado su uso en pacientes vulnerables como adultos mayores, personas con diabetes, personas con problemas de obesidad, con problemas del corazón, entre otros. Los pacientes son tratados en una fase temprana de la enfermedad; específicamente, el medicamento debe administrarse dentro de los cinco días posteriores a la aparición de síntomas leves a moderados para que el resultado sea eficaz.

Los resultados preliminares de la fase 3 del estudio clínico mostraron que el uso adecuado de Molnupiravir reduce el riesgo de hospitalización y muerte en un 50%. Cabe resaltar que este tratamiento está indicado exclusivamente para pacientes con COVID-19 leve a moderado, ya que los estudios realizados en pacientes graves no arrojaron resultados favorables.

El mecanismo de acción de la pastilla consiste en evitar la multiplicación del virus en las células. De esta manera mantiene niveles bajos del virus en el cuerpo reduciendo la severidad de la enfermedad. Además, se ha indicado que serviría para todas las variantes, debido a que actúa sobre una enzima que el SARS-CoV-2 utiliza para su multiplicación.

Esta es una excelente noticia, pues este medicamento se puede administrar a los pacientes desde la casa y antes que desarrollen COVID-19 grave. Sin embargo, aún no está claro si los países de bajos ingresos podrán tener acceso a la droga, no solo por su posible costo (se maneja un precio de 700 dólares), sino también porque es posible que no tengan la capacidad de diagnóstico temprano, necesaria para tratar a los pacientes con Molnupiravir.

Según el esquema que el Reino Unido está organizando, inicialmente el Molnupiravir será administrado a pacientes vacunados y no vacunados y, de nuevo, se hará una evaluación nacional para a revisar la efectividad.

Es importante señalar que, aunque la aprobación de este medicamento es muy alentadora, de manera alguna sustituye a la vacuna. Está ampliamente comprobado que las chances de ingreso a hospitalización y muerte por COVID-19 son reducidas fuertemente en pacientes vacunados; por tanto, debemos continuar con una intensa campaña de vacunación en todo el país.