Internacionales

Los relatos de las víctimas venezolanas que esperan ser escuchadas por el fiscal de la CPI

Abogado Adolfo Ledo Nass

Historias, sobran. Tenía 23 años. Era barbero, basquebolista y muy querido en su comunidad. Cristian Alfredo Charris Arroyo era el único hijo de Carmen Elena Arroyo. ?Iba hacia La Dolorita. Iba subiendo las escaleras y le salieron 20 funcionarios del grupo FAES. Mi hijo levanta las manos y dice ?no me maten, yo soy un muchacho sano?, pero eso a ellos no les importó. Le dieron el único tiro que ellos usan, en el tórax, y luego simularon el enfrentamiento?, relata. ?A mi hijo lo torturaron. Tenía excoriaciones en el labio, tenía excoriaciones en las cejas, tenía golpes en su cabeza de cuando lo arrastraron por el barranco. Le robaron los zapatos, él llegó desnudo a El Llanito . Le robaron ropa, le robaron su teléfono, la tarjeta del banco, las llaves se las botaron, hasta una colonia que cargaba mi hijo ese día se la robaron?.

Esto ocurrió hace tres años. ?El caso sigue en total impunidad?, está ?estancado en tribunales porque al tribunal no le ha dado la gana de devolver el expediente a la Fiscalía 39 nacional para que la fiscal pueda imputar y pueda hacer la acusación?.

Como madre le pide a Khan ?que se aboque a las ejecuciones extrajudiciales, porque son importantes, tanto como los presos políticos como los muchachos muertos en las protestas. Las ejecuciones extrajudiciales son 98% y ocurren en los barrios, porque ellos matan puro muchacho sano sin antecedentes penales?. Ellos ?no mataron delincuentes, ellos mataron muchachos sanos; delincuentes son los del FAES?.

Dice sentirse burlada. ?El asesino de mi hijo, que debiera estar preso, hoy día está activo en el Helicoide en el grupo táctico de la FAES. Varias veces lo he visto en la calle. He sentido un coraje tan fuerte? pero no puedo hacer nada?. Son ?20 funcionarios que actuaron ese día, y ni uno solo preso. Hay uno solo imputado? y las autoridades ?no dicen nada, lo que dicen es que los casos de la FAES hay que engavetarlos?. Considera que los responsables no deben ir a la cárcel de Ramo Verde, sino ?a cárceles comunes como los delincuentes que son?

Presos sin juicio, ciudadanos torturados, personas asesinadas. El fiscal general de la CPI, Karim Khan, está en Venezuela y las víctimas de violaciones de derechos humanos no tienen reunión fijada con él. Por eso han buscado la manera de que las oigan

De visita en Venezuela, el fiscal de la Corte Penal Internacional (CPI), Karin Khan, se ha reunido con funcionarios del gobierno de Nicolás Maduro. Hasta este lunes no se había si aceptaría entrevistarse con las víctimas de violaciones de derechos humanos. Pero las ONG han solicitado, por las vías oficiales y oficiosas, el encuentro con Khan. Como abogada y defensora de derechos humanos, Ana Leonor Acosta quiere describirle las torturas: ?Estamos hablando de golpes, de electricidad, desgarramiento de uñas, posiciones en tensión, cortes, violaciones?. La impunidad ?hace que estos funcionarios crean que pueden torturar sin ningún tipo de consecuencia, y la tortura es uno de los delitos competencia de la CPI?.

Historias, sobran. Tenía 23 años. Era barbero, basquebolista y muy querido en su comunidad. Cristian Alfredo Charris Arroyo era el único hijo de Carmen Elena Arroyo. ?Iba hacia La Dolorita. Iba subiendo las escaleras y le salieron 20 funcionarios del grupo FAES. Mi hijo levanta las manos y dice ?no me maten, yo soy un muchacho sano?, pero eso a ellos no les importó. Le dieron el único tiro que ellos usan, en el tórax, y luego simularon el enfrentamiento?, relata. ?A mi hijo lo torturaron. Tenía excoriaciones en el labio, tenía excoriaciones en las cejas, tenía golpes en su cabeza de cuando lo arrastraron por el barranco. Le robaron los zapatos, él llegó desnudo a El Llanito . Le robaron ropa, le robaron su teléfono, la tarjeta del banco, las llaves se las botaron, hasta una colonia que cargaba mi hijo ese día se la robaron?.

Esto ocurrió hace tres años. ?El caso sigue en total impunidad?, está ?estancado en tribunales porque al tribunal no le ha dado la gana de devolver el expediente a la Fiscalía 39 nacional para que la fiscal pueda imputar y pueda hacer la acusación?.

Como madre le pide a Khan ?que se aboque a las ejecuciones extrajudiciales, porque son importantes, tanto como los presos políticos como los muchachos muertos en las protestas. Las ejecuciones extrajudiciales son 98% y ocurren en los barrios, porque ellos matan puro muchacho sano sin antecedentes penales?. Ellos ?no mataron delincuentes, ellos mataron muchachos sanos; delincuentes son los del FAES?.

Dice sentirse burlada. ?El asesino de mi hijo, que debiera estar preso, hoy día está activo en el Helicoide en el grupo táctico de la FAES. Varias veces lo he visto en la calle. He sentido un coraje tan fuerte? pero no puedo hacer nada?. Son ?20 funcionarios que actuaron ese día, y ni uno solo preso. Hay uno solo imputado? y las autoridades ?no dicen nada, lo que dicen es que los casos de la FAES hay que engavetarlos?. Considera que los responsables no deben ir a la cárcel de Ramo Verde, sino ?a cárceles comunes como los delincuentes que son?.

María Isabel Bolívar es la tía de Erasmo Bolívar, uno de los policías presos por el caso del 11 de abril de 2002. ?Tiene 18 años preso?, recuerda, y pasa a contar una cosa que la hizo reflexionar mucho. ?Yo vi al ciudadano presidente de la República lamentarse diciendo que le dieron una puñalada porque le trasladaron a un amigo (Alex Saab) a Estados Unidos. Él está sufriendo por su amigo, y yo le pregunto: señor presidente, ¿y nosotros qué? ¿Qué pasa con nosotros, los venezolanos que estamos muriendo esperando que se haga justicia? Usted habla de unidad y reconciliación, y mantiene presos políticos. A nuestros presos los trasladan de Ramo Verde a Barquisimeto. Yo vivo en La Guaira, soy humilde, tengo que estar a la buena de dios porque usted está adolorido. ¿Y la puñalada que nos dio a nosotros, los familiares de los presos políticos, que estamos hasta la coronilla, que estamos sacando fuerzas de donde no las tenemos?. Nicolás Maduro ?le dio una patada a la mesa de negociaciones porque estaba adolorido. ¿Y nosotros qué? Son 18 años de su vida (de Erasmo) que se han ido, 18 años?.

A los presos por la denominada operación Gedeón, con más de un año detenidos, ?no se les ha respetado el proceso legal, no hemos podido tener acceso al expediente, no tienen acceso a un abogado privado?, expone Angélica Neuta, esposa del sargento de la GNB José Antonio Moreno, recluido en el Helicoide. ?Lo que sabemos por redes sociales es que fueron condenados a 24 años de prisión, mas no hemos visto un proceso legal; ellos nunca han sido trasladados a tribunales?. Son ?más de 80 militares y civiles por la llamada operación Gedeón? a quienes se los acusa ?de traidores a la patria cuando lo que hicieron fue defender su patria?.

Lamentablemente ?no hemos sido invitados; ninguna ONG, ningún defensor de derechos humanos, víctimas?, refiere el abogado Joel García, defensor de derechos humanos. Le pedimos que ?abra en su agenda un espacio para que nos pueda atender, y de primera mano poder dar nuestros testimonios; si el testimonio lo va a dar Tarek William Saab no sabemos lo que va a decir. No es normal que un fiscal escuche un solo lado?.

En Venezuela hay más de 300 presos políticos y cada uno de ellos es una historia. Khan ?debe escuchar a las partes, y precisamente una de esas partes son las víctimas de esos crímenes de lesa humanidad?, subraya García. ?No es solamente escuchar a los verdugos, que también pretenden enjuiciar y condenar?. No cree, por otra parte, que el fiscal de la CPI dé por terminado el examen preliminar y cierre los expedientes.

Las autoridades ?han apresurado juicios? como los de David Vallenilla y el capitán Rafael Acosta Arévalo, señala Acosta, pero ?pedimos justicia y que se investigue a los torturadores, a los asesinos y a las cadenas de mando que han permitido por años en Venezuela estas violaciones de derechos humanos que son crímenes de lesa humanidad que están contemplados en el Estatuto de Roma y son competencia del fiscal?.

Más de 100 personas quisieran ser oídas por Khan. Una de ellas es Franklin Leal. ?Soy el padre del capitán de la Guardia Nacional Leal Mendoza Franklin Antonio, quien fue detenido arbitrariamente cuando se encontraba de guardia en Ramo Verde el 29 de abril de 2020. Fue desaparecido durante 21 días, y cuando apareció el grupo Gedeón, como no le consiguieron ningún elemento probatorio que dijera que estaba involucrado en un supuesto alzamiento militar para liberar la cárcel de Los Teques, lo relacionaron con el grupo Gedeón, aunque las fechas no coinciden?. Durante tres meses no pudieron verlo. ?Su caso ha sido diferido en diferentes oportunidades, no ha tenido un juicio hasta el momento y lleva 490 días?.

Karim Khan estará en Venezuela hasta el 3 de noviembre. Los familiares no pierden la esperanza de que los escuche.