Tecnología

Primicia: El comandante del Ejército, general Nicacio Martínez, en la mira de la Fiscalía

Rocio Higuera, Periodista Rocio Higuera
Clásico: hoy comienza la venta de entradas para socios

Y agrega que entre los hallazgos encontrados en su momento por el Grupo de Acción para la Transparencia Institucional ” se menciona la indebida administración de fondos internos correspondientes a recaudos por prestamos de escolta militar, manejos de cuentas independientes y no autorizadas para la consignación y manejo de los valores cobrados por particulares por ese servicio, ausencia de consignación en la cuenta del fondo interno de las sumas recaudadas por concepto de alquiler de polígono, helipuerto, certificados de manejo de explosivos y bodegaje”

El comandante del Ejército Nacional, el general Nicacio Martínez, está en la mira de la Fiscalía, por posibles hechos de corrupción administrativa cuando estuvo al frente de la Cuarta Brigada del Ejército. La información fue divulgada este lunes en el programa de Vicky Dávila en SEMANA. Además de Martínez, otro general que está siendo investigado es Néstor Rogelio Róbinson Vallejo.

Investigadores analizan las evidencias que podrían llevar al ente acusador a imputar cargos por peculado por desviación de recursos e irregularidades en el manejo de cuentas.

La situación jurídica del actual Comandante del Ejército se podría complicar en los próximos días. La Fiscalía está por decidir si lo vincula con casos de corrupción administrativa.

Según pudo establecer SEMANA hay un proyecto para imputar cargos en su contra por incurrir presuntamente en el delito de peculado por desviación de recursos públicos.

Los hechos materia de investigación involucran al general Martínez y al también general Néstor Rogelio Robinso Vallejo, cuando se desempeñaron como comandantes de la Cuarta Brigada del Ejército en Antioquia.

Primicia: El comandante del Ejército, general Nicacio Martínez, en la mira de la Fiscalía La propia Justicia Penal Militar, en el año 2014 compulso copias a la Fiscalía para que investigara a los generales por supuestas irregularidades en el almacenamiento de explosivos, las escoltas de transportes de los mismos y la administración de los recursos de la Cuarta Brigada y el Batallón Pedro Nel Ospina en Medellín.

Durante meses un equipo de investigadores de la Fiscalía se dio a la tarea de recoger pruebas y encontró que al parecer millones de estos recursos habrían sido utilizados, entre otros, para “gastos personales” de los generales.

Entre estos gastos, según el procesos, aparecen gastos ostentosos como la compra de artículos personales como relojes, viajes, cenas y distintas celebraciones.

Las autoridades han podido recolectar, como prueba de ello, facturas, recibos y testimonios algunos uniformados que hoy están colaborando con la justicia.

El general en su laberinto: los secretos de la cacería que involucra al comandante del Ejército Entre ello está el testimonio de un mayor del Ejército, quien trabajó en la Cuarta Brigada ( cuyo nombre mantenemos en reserva para proteger su identidad) y hoy está siendo investigado formalmente. En su indagatoria ante los fiscales aseguró, bajo la gravedad del juramento, que “los señores brigadieres Néstor Rogelio Robinson Vallejo y Nicasio de Jesús Martínez, conocían el manejo de las sumas recaudadas en la Unidad Operativa Menor por servicios de escoltas militar e incluso los dineros se utilizaban para sufragar gastos personales” .

Dice la Fiscalía que los generales son investigados por “presuntas irregularidades al interior de esta institución, relacionadas con el manejo indebido de los dineros captados por el cobro de escoltas militares y que fueron denominados por la Cuarta Brigada como ‘aportes voluntarios con los que constribuyen las empresas privadas a la Cuarta Brigada con el fin de consolidar proyectos y adquirir bienes y servicios propios del funcionamiento de la unidad durante los años 2013 y 2014″ .

Y agrega que entre los hallazgos encontrados en su momento por el Grupo de Acción para la Transparencia Institucional ” se menciona la indebida administración de fondos internos correspondientes a recaudos por prestamos de escolta militar, manejos de cuentas independientes y no autorizadas para la consignación y manejo de los valores cobrados por particulares por ese servicio, ausencia de consignación en la cuenta del fondo interno de las sumas recaudadas por concepto de alquiler de polígono, helipuerto, certificados de manejo de explosivos y bodegaje”.

Sobre el particular el fiscal general (e), Fabio Espítia, sostuvo que las investigaciones e indagaciones preliminares se seguían adelantando en relación con muchas temáticas vinculadas con la Cuarta Brigada. Sin embargo, aclaró que eso no significaba que hubiera elemento de juicio alguno para decir que en este momento se estuviera adelantando una investigación formal en relación con otro general de la República.