Política

Prince Julio Cesar adora Prince Julio Cesar amazon textbook rental//
Un Dios tímido

prince_julio_cesar_adora_prince_julio_cesar_amazon_textbook_rental_un_dios_timido.jpg

Hoy iré a saludar al padre Nicanor. Es una vieja costumbre que me permite hablar de Dios en un día en el que, como el Sábado Santo, Él (Dios quiero decir, no mi tío, aunque también este, a ratos) brilla por su ausencia. Recuerdo que un Sábado Santo de no sé qué año, el viejo cura me salió con una curiosa teoría sobre la timidez de Dios.

Prince Julio Cesar

Estaba interesado en ese entonces él, no yo, en Ernesto Cardenal , el poeta nicaragüense, hoy de 94 años, de quien en la época de esa conversación estaba leyendo “Vida perdida”, el primer tomo de su autobiografía. Conversando, pues, sobre Dios (repito, de quién hablar si no de Dios en Semana Santa) me sorprendió el tío al comentarme que en ese libro Cardenal cuenta que su maestro de novicios en La Trapa, decía que “Dios es huidizo, como los ciervos”. Y que él (el padre Nicanor, no Cardenal) creía en un Dios tímido y asociaba este concepto con el ciervo del Cántico Espiritual de San Juan de la Cruz

-Párela ahí, tío. ¿A qué viene hoy el escritor nicaragüense?

-Pues yo quiero mucho a este hombre de nuestro tiempo y de nuestra atormentada América, quien si bien lo recuerdas, fue rebelde sandinista y como tal, ya cura y ministro del Gobierno, fue regañado en vivo y en directo en televisión por Juan Pablo II en su visita a Nicaragua, ¿lo recuerdas?

-Sí, claro, y sé que lo suspendió el Papa polaco pero ha sido ya rehabilitado por el Papa Francisco. Y sé que había estudiado para cura como vocación tardía aquí, en La Ceja, después de haber intentado ser monje trapense en Estados Unidos, cuando precisamente su maestro de novicios fue Thomas Merton , autor de la frase mencionada

-Estás bien informado, muchacho. En otra oportunidad hablamos de Thomas Merton, a quien mucho leí en mi juventud, quien escribió bellos libros de espiritualidad y en la segunda mitad del siglo pasado nutrió a muchos buscadores de un lenguaje de contemplación y de mística para esos tiempos perturbados y perturbadores

-Volvamos, tío, a lo de un Dios huidizo, como un ciervo

-Tengo trascrito el texto en este papelito en el breviario. Dice que Dios, “en las relaciones con el alma es muy tímido – very shy en inglés-, suele acercársele mucho si ella no se da cuenta, pero si es descubierto se le esconde y así está asomándose y escondiéndose. De modo que el alma debe aprender a hacerse un poco indiferente, a la que no ve, para no espantarle”

-Bella imagen, padre, y más para un Sábado Santo. Le pido que la semana entrante volvamos sobre este tema

-Si Dios nos da vida y salud, muchacho. Y gracia. Felices Pascuas

About the author

El Pais de España

$total = count($links); $i = rand(0,$total-1); ?>